Noticias | Agenda

'dos hombres solos sin punto com... ni ná'

"A la gente le da vergüenza reírse, pero aquí no se viene a otra cosa"

Llega a Palma la comedia más deslenguada de todas, donde dos solteros heterosexuales se proponen producir carcajadas ininterrumpidas para olvidarse de "Bárcenas o Urdangarin"
07-03-2013 05:30
0 votos
El monologuista Rodrigo Ponce junto al guionista y actor Manolo Medina. manu mielniezuk

El monologuista Rodrigo Ponce junto al guionista y actor Manolo Medina. manu mielniezuk

La gente necesita reírse. Y no pensar. El guionista y actor Manolo Medina y su compañero monologuista Rodrigo Ponce de León pregonan esta teoría, aunque no esté respaldada por ningún estudio sociológico. Se basan en que desde que se inició la crisis en 2008, su compañía teatral no ha dejado de firmar giras de un año entero, una tras otra, agotando entradas y prorrogando su espectáculo. El por qué es bien sencillo: el día a día es suficiente estresante y "el que paga una entrada no quiere que le recuerden a Bárcenas o Urdangarín", se justifican. Sus nombres y caras todavía no suenan en el archipiélago, aunque lleven más de 10 años girando con Dos hombres solos sin punto com... ni ná y visitado las plazas de Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla o Málaga, con más de 1.200 representaciones y acumulados medio millón de espectadores.
¿Entonces qué quiere ver el público cuando va a un teatro? Para empezar, el que asista a esta "extraña obra" que propone la Compañía Jerezana de Comedias tiene que dejar "el abrigo de piel en casa", ponerse cómodo y querer pasárselo realmente bien. Porque "no tienen ni idea de lo que va a ver". De la improvisación, la interacción con el público y la risa floja ya se encargan ellos.
La manera de conseguirlo es también muy práctica: la comedia no sigue ninguna trama, no tiene hilo argumental ni estructura. Y se basa en lo cotidiano, en la representación estereotipada de dos individuos andaluces con los que el público se sentirá totalmente identificado porque "todos conocemos algún amigo con pluma que parece homosexual y no lo es". Y la historia, si es que la hay, transcurre en la comunidad de vecinos donde viven estos dos compañeros de piso solteros. Manolo es "educadamente verdulero", "amanerado" y un gordito deslenguado que viste mandil de lunares y abanico a juego. Por el contrario Rodrigo representa "lo políticamente correcto", esto es, el joven y esbelto trabajador de traje y corbata que asume toda la vergüenza que a Medina le falta.
Debido a sus gags, que acumulan algún taco que otro – siempre expuestos con toda la gracia andaluza que le quita hierro al asunto– la obra está pensada para niños mayores de 13 años. Sobre los chistes Medina reconoce que están inspirados en dos figuras clave: su madre, "la típica jerezana de patio", y la de su amigo Gonzálo, criado con 6 hermanas, una madre y un mayordomo gay que para nada es homosexual, aunque todo indique lo contrario. "Él se desternilla de la risa", asegura.
"A la gente, cuando son pocos, le da vergüenza reírse". Pero aquí no se viene a otra cosa, recuerdan. Así que pasen y vean.

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de

Hotel destacado de la semana

Gran Hotel Son Net

El Gran Hotel Son Net, ubicado en Puigpunyent, en plena Serra de Tramuntana, aúna lujo y tranquilidad en todos sus rincones. Dispone de un restaurante, Oleum, que ofrece alta cocina mediterránea en un ambiente elegante.