Noticias | Planes

El decálogo definitivo para forasters

Te presentamos la guía necesaria para que tu integración sea completa y satisfactoria
17-06-2016 15:56
2 votos
El decálogo definitivo para forasters

El decálogo definitivo para forasters

En Mallorca es 'foraster' toda aquella persona que haya nacido en la península, o quien con padres forasters y habiendo echado dientes aquí no acaba de integrarse perfectamente en la cultura mallorquina. Si no quieres sentirte desorientado cuando estás hablando con un isleño, o deseas salir airoso de más de una situación, no te pierdas este decálogo definitivo que sin duda hará tu vida en Mallorca mucho más sencilla. De nada.

1. Las distancias. Sí, se usa el sistema métrico decimal, pero se entienden las distancias de forma diferente. Si eres foraster y preguntas cómo llegar a un punto más o menos cercano, lo más probable es que si te contesta un mallorquín te aconseje ir en bus. ¿Que está a 10 minutos andando? Un bus. De hecho, si por ejemplo vives en Palma, y se te ocurre ir a una playa de la Colònia de Sant Jordi, tus amigos mallorquines se mostrarán entre incrédulos y sorprendidos: 'T'has anat tan enfora??!!'.

2. Las cantidades. O lo has vivido, o te lo han contado, pero el tema de pedir 'un parell' tiene su gracia. Cuando viene un foraster a pedir 'un par' de lo que sea no entiende que le pongan más de dos unidades, ni un mallorquín por qué no piden dos en vez de 'un parell'. Así que, ya lo sabes: si quieres una, pides una; si quieres dos, pide dos; y si quieres varias, 'un parell'.

3. El lío de los verbos. Subir o bajar, así como ir , llegar, venir, llevar o traer, entran en un nuevo universo de usos. No debe extrañarte que alguien diga 'bajo a Palma' aunque esté en el norte de la isla' o que diga 'ahora vengo' cuando lo que está haciendo es acercarse otro sitio. Es mejor poner atención y, sobre todo, no llevar nunca la contraria. Una cosa más, si alguien te dice, por ejemplo 'traigo pasteles', asegúrate de que no es de Mallorca antes de hacerte ilusiones. 

4. 'Me sap greu' o 'no passis pena' es otra expresión que escucharás en más de una ocasión y te están diciendo que no te preocupes, que no pasa nada. Cuando empieces a decirlo tú demostrarás tu plena integración y será mucho antes de lo que te des cuenta. 

5. Gastronomía. Es importante aprenderse bien la gastronomía para poder disfrutar de las exquisiteces de la isla cuanto antes. El frit mallorquí elaborado tradicionalmente a partir de la carne, el hígado y la sangre cocida, generalmente del cerdo, aunque también se hace de cordero, cabrito o incluso de pavo. No debe confundirse con el frit de matances, también para chuparse los dedos, que se hace con las entrañas del cerdo, y el una comida muy típica de la época de matanza. Todo con cerdo. Lo de los frit puede ser un lío al principio debido a la gran variedad de ellos que hay: uno para cada ocasión. Acepta este consejo: si te ofrecen uno tú di que sí, siempre, y bon profit! 

6. Felicitaciones. ¿Tienes un amigo o amiga mallorquina? No olvides su santo. Su cumpleaños te lo podrá perdonar pero, si quieres seguir conservando esa relación, grábate a fuego la fecha de su onomástica. Quedas avisado/a.

7. Si estás contando algo y te dicen 'tanmateix' será mejor que cambies de conversación: están pasando de ti y, además te lo están diciendo a la cara. No encontrarás una traducción literal, pero su significado es algo así como 'da lo mismo'. Ya sabes, encuentra algo más interesante para captar la atención de tus interlocutores.

8. Intermitentes. Sí, los coches mallorquines tiene intermitentes igual que en cualquier otro lugar del mundo, aunque menos gastados porque en general, se usan poco. Y no, foraster, no conducen mal, simplemente están poniendo a prueba tu destreza al volante. También, un poco, tu capacidad adivinatoria. Si vas por autovías o autopistas y ves que el carril de la derecha está vacío tampoco te estrañes: aquí se hace así y punto, acostúmbrate.

9. Si escuchas decir a alguien de aquí decir que se va a 'colgar' no te asustes ni llames a las autoridades, no pasa absolutamente nada. Solo está comunicando su intención de meterse en cama.

10. 'Hem de fer un pensament?' Si escuchas esto, muévete. Te están diciendo que es hora de iniciar una acción. Por ejemplo, si estás en un grupo de amigos, todos parados en el mismo sitio y alguien lo dice, es el momento de que vayáis a otro lugar. Dependiendo de la situación puede significar 'vamos', 'movámonos', 'vamos a hacer'... Que no te pillen desprevenido/a.

De regalo:
11. Mallorca es la isla entera. Palma es una ciudad de la isla. Está completamente prohibido que las confundas. Los mallorquines en general, y los palmesanos en particular han tenido que soportar esta equivocación – o desinterés – millares de veces hasta por parte de medios de comunicación, así que es normal que estén hartos. No los cabrees más: Mallorca, isla; Palma, ciudad de la isla, ¿fácil verdad?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Actualidad

La Alhambra desde el mirador de San Nicolás

Conoce las diez mejores puestas de sol de España

Hay lugares donde el ocaso se convierte en un momento muy especial que grabar en la retina

El 'glamping' es una buena opción para un verano diferente

Planes diferentes: ¡Este verano no hagas lo mismo de siempre!

Descubre cinco formas de pasar las vacaciones de una forma distinta e inolvidable a precios razonables

Llaüt en Peguera

5 playas de Mallorca con las que triunfarás en Instagram

Calas y arenales ideales para arrasar en la red de los amantes de la fotografía

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de