Noticias | Planes

Es Caló des Monjo, el paraíso secreto de Cala Fornells

Una pequeña excursión desde el núcleo turístico de Calvià de apenas un kilómetro descubre una de las calas más bellas de Mallorca
17-04-2017 13:07
1 voto

A un kilómetro de Cala Fornells, en el municipio de Calvià, el Caló des Monjo es uno de los enclaves más bellos y especiales de Mallorca. Situado en en un paisaje de pinares y rocas, con la reserva de las islas Malgrats el horizonte, se trata de una pequeña ensenada natural ubicada entre acantilados que sólo deja abierta un pequeño paso al sureste, lo que la resguarda del viento y la mala mar.

Su cercanía al turístico núcleo costero de Cala Fornells convierte el camino hasta el Caló des Monjo en un agradable paseo entre pinares, en una excursión de apenas un kilómetro que se puede realizar con niños. Eso siempre que la cala sea el destino final, porque desde el mismo punto arranca la excursión a Cap Andritxol.

Salvo los fines de semana de agosto, casi siempre la afluencia a la cala es baja y su ambiente resulta muy tranquilo. Las aguas de el Caló des Monjo son cristalinas y poco profundas. El fondo está formado por algas, rocas y arena, con multitud de salientes que permiten al bañista hacer pie y tomarse un descanso en numerosos puntos de la piscina natural a la que se asemeja la cala por su disposición cerrada. La zona es frecuentada por buceadores por la riqueza y variedad de los fondos marinos que se encuentran en el exterior de la ensenada.

No hay servicios de ningún tipo ni socorristas, el Caló des Monjo es una cala virgen. Los bañistas colocan sus toallas en dos zonas enfrentadas, a la izquierda, en una pequeña plataforma de rocas junto a un antiguo escar, donde ocasionalmente se practica el nudismo, o a la derecha, en un pequeño arenal, de más fácil y cómodo acceso.

Se recomienda aparcar o bien en el núcleo costero de Cala Fornells o bien en un parking que invade el inicio del bosque, tras el hotel Cala Fornells. Desde allí, sólo hay que seguir la pista de tierra que conduce hasta la cala, de apróximadamente un kilómetro de longitud. A la entrada, un mapa señala el camino con precisión, además de la ruta que hay que seguir si lo que se desea es realizar la excursión hasta Cap Andritxol, recomendada para senderistas más experimentados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Actualidad

Ciudades medievales más bonitas de Europa

Un paseo por los pueblos medievales más bonitos de Europa

Te proponemos una ruta por diez localidades que conservan especialmente bien su patrimonio medieval

Playas de Calblanque, en Murcia

Cinco playas españolas en las que pensarás que estás en el Caribe

Descubre los mejores rincones para disfrutar del verano, en plena naturaleza y alejados del turismo masivo

Los cerezos en flor de la calle Heerstraße, en Bonn.

Un viaje por las diez calles más bonitas de Europa

Todo el canto y la historia del viejo continente los podrás disfrutar recorriendo estos paseos y vías

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de