Rutas y excursiones

El Castell d'Alaró, desde Orient

3 votos

Alaró - Illes Balears - Mallorca

Con fama de inexpugnable, el de Alaró es uno de los tres castillos roqueros de la isla. Su origen se pierde en la noche de los tiempos. El episodio más conocido de su  historia lo protagonizaron Cabrit i Bassa, en 1285. En la llanura superior d

Ruta:
Orient; Son Bernadàs Nou; Pla del Pouet; Castell d’Alaró; Son Penyaflor de Dalt; Son Curt; Alaró.

Nivel de dificultad:
Fácil

Duración:
3 horas 30 minutos

Recomendaciones:
Se puede pernoctar en la hospedería situada en la cima de la mola del Castell d’Alaró. El recinto del castillo merece una visita sin prisas.

Itinerario:
La ruta empieza en el pueblecito de Orient. Comenzamos a caminar por la carretera, en dirección a Alaró. Después de dos curvas dejamos a la derecha el camino viejo que conduce a Alaró, bien por el paso de l’Escaleta, bien por el paso de l’Estaló. Nuestro itinerario no abandona la carretera, de momento.

Los manzanos nos acompañan hasta las casas de Son Bernadàs Vell, hoy convertidas en hotel, l’Hermitage. Frente al complejo, al otro lado de la carretera, se hallan las casas de Can Jaques, abandonadas. El camino por el que tendremos que desviarnos y dejar la carretera está situado a unos doscientos metros del hotel. Lo hallaremos frente a las casas de Son Bernadàs Nou, a la derecha de la carretera.

Al inicio del camino hay una barrera metálica (39ºN 44.191 / 002ºE 46.505). En cuanto la franqueamos, encontramos la font d’en Tries. El camino, de carro, pasa por encima de la mina de la fuente y avanza por la ladera norte del puig de Can Llenderina (772 m.), rodeado de olivos. Pronto el camino de carro se convierte en camino de herradura y va ganando altura. Abajo, a nuestra izquierda, podemos contemplar las casas de Ca les Bieles y frente a nosotros, el penyal dels Corbs, con sus paredes de roca. El sendero es irregular y salva algún tramo de rocas. Des
pués de dibujar un zigzagueo, el camino llega a un portillo (39ºN 44.265 / 002ºE 47.151).

A partir del portillo la subida se acentúa. También la espesura del bosque, dominado por encinas y pinos. Dejamos a la izquierda una torrentera y subimos por un camino que alterna tramos empedrados con otros tomados por las raíces de los pinos. Superamos un nuevo portillo y poco después enlazamos con un camino de carro. Seguimos por la derecha y llegamos al pla del Pouet (39ºN 44.112 / 002ºE 47.189).

El pla del Pouet es un pequeño llano situado a 707 metros de altitud, un coll que separa el puig de can Llenderina de las peñas del puig d’Alaró. En este lugar se acaba el camino para los vehículos que vienen de las casas del Verger y de Alaró, por lo que suele estar concurrido en fines de semana y festivos.

Cruzamos el pla del Pouet y tomamos, a la izquierda, según el sentido de nuestra llegada, el camino que nos conducirá hasta el castillo. Subimos por un camino escalonado y enseguida llegamos a uno de los puntos más significativos de este primer tramo, l’Estret, una especie de portillo entre las imponentes rocas. Seguimos avanzando y obtenemos por nuestra derecha las primeras vistas del pueblo de Alaró y, más cercanas, de las casas del Verger, que durante mucho tiempo presumieron de elaborar un aceite de gran calidad. Hoy son conocidas por su comida, pues acogen un restaurante.

En pocos minutos desde que salimos del pla del Pouet enlazamos con el camino viejo que sube al castillo desde Alaró, y por el que luego descenderemos una vez visitadas las ruinas de la fortaleza. En el cruce, por lo tanto, giramos a la izquierda y encaramos la última subida por un camino empedrado y escalonado, bajo las peñas, que nos deja delante de la puerta de la antemuralla del castillo.

El Castell d’Alaró es, en realidad, la roca misma. La naturaleza hizo la obra y el hombre la convirtió en inexpugnable levantando una torre sobre la puerta de entrada. Su origen es inmemorial y su fama se extiende a todos los tiempos. Ya lo escribió el Archiduque: “La importancia que tenía era tan grande, que quien no era señor de Alaró, no se podía considerar auténtico señor de Mallorca”.


Los primeros restos encontrados datan de la época talayótica y probablemente los romanos construyeran en lo alto de este montaña algún reducto defensivo, pero el primer testimonio documental que habla de su existencia es un texto en árabe del geógrafo andalusí Abi Bakr al-Zurhri que habla de “una gran fortaleza construida en un lugar alto y yermo, sin igual en el mundo habitado, que es conocida como Hisn Alarun”.


El castillo de Alaró ha visto batallar a los rum, que fueron los bizantinos o población cristiana de origen romano, con los musulmanes; a los musulmanes defendiéndose de las tropas de Jaume I; y a los fieles del rey de Mallorca, Jaume II, con Guillem Cabrit y Guillem Bassa destacando entre sus filas, ofreciendo resistencia a la ocupación de la isla que llevó a término el rey de la Corona catalano-aragonesa, Alfons el Liberal. La última guarnición militar salió de la fortaleza en 1741 y desde entonces sólo es santuario.


Entramos en el castillo por un portal medieval de grandes dimensiones. Es la única entrada al recinto. Franqueada la antemuralla, penetramos en la torre del homenaje, también conocida por el nombre de Constipador. Cerca de la torre del homenaje, a la izquierda y más arriba según se entra, se encuentra el espolón oeste, que conserva una pequeña puerta con vistas a la Serra.


En la llanura superior del castillo (39ºN 43.940 / 002ºE 47.595) se levantan el oratorio de la Mare de Déu del Refugi, construido en 1622, y la hospedería, también conocida con el nombre de Cal Donat. Desde la hospedería se pueden visitar algunos aljubs, que pueden datar de la época musulmana, un forn de calç y la torre conocida como la Presó dels Moros, que defiende el lado sur del castillo. Al lado izquierdo de esta torre está la cova de Sant Antoni, lugar peligroso de difícil acceso.
Abandonamos el castillo para dirigirnos a Alaró. Salimos por donde entramos y nos dirigimos hacia la bifurcación de caminos que encontramos cuando veníamos del pla del Pouet. En este cruce vamos hacia la izquierda, por el camino que conduce más directamente a Alaró, sin pasar por el pla del Pouet.

El camino baja rápidamente, primero entre encinas, y posteriormente entre olivos. Una pared seca nos acompañará a nuestra izquierda un tramo de ruta. En unos quince minutos llegamos al camino de carro que une Alaró con las casas del Verger y el pla del Pouet. Continuamos pues bajando, aprovechando los atajos que nos vamos encontrando. Cerca de una gran peña enlazamos definitivamente con el camino principal. Antes de llegar a Son Penyaflor, cruzamos el torrente.

La familia Penyaflor fue propietaria de la possessió de Son Penyaflor de Dalt durante cinco siglos. Hoy alberga un agroturismo. Las casas tienen tres plantas, un hermoso jardín, un oratorio particular y una tafona. A muy poca distancia de las casas de Son Penyaflor encontramos las de Son Curt. Cuenta la tradición popular que la cueva que existe en los terrenos de Son Curt está habitada por brujas que hacen de las suyas a la puesta del sol.


Dejamos atrás Son Curt, que queda a la derecha del camino, y llegamos a una importante encrucijada de caminos (39ºN 42.923 / 002ºE 47.803). Si giráramos a la izquierda llegaríamos a la carretera Alaró-Orient. Continuamos derecho. Una mirada retrospectiva nos ofrece una nueva perspectiva de la mola del Castell d’Alaró. Después de pasar por delante de varias casas, como Ses Rotes, llegamos a una bifurcación. Dejamos a la derecha la calle Puig y vamos hacia la izquierda, en bajada. Al llegar a la calle Solleric giramos a la derecha y nos adentramos en la villa de Alaró, donde damos por finalizada la excursión.


 

Guía de excursionismo de Mallorca, por Gabriel Rodas.
Senderismo: Más de 50 excursiones en Mallorca

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

Mercadillos navideños en las principales ciudades europeas

Cinco planes de ensueño para viajar con niños en Navidad

Descubre los destinos perfectos para viajar con los más pequeños de la casa las próximas semanas

Cinco paraísos para escapar del frío

Cinco destinos para huir del frío en diciembre

Descubre los mejores lugares para pasar unas vacaciones al sol y al calor en pleno invierno

La torre de Pisa, una de las más populares.

Cinco torres a las que debes subir una vez en la vida

Estos monumentos son visitas obligadas si quieres disfrutar de las mejores panorámicas de la ciudad

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Rossana Nun

Rossana Nun

Brooklyn Club

Calavera Club

Calavera Club

El Barbero

Embarazo Yoga Nidrā

Embarazo Yoga Nidrā

Espaioga Palma

¿Qué es la Meditación?

¿Qué es la Meditación?

Yerbabuena Mallorca

Saxophobia

Saxophobia

La Zona Pto. Alcúdia

Viernes de mucho jazz

Viernes de mucho jazz

Lupe Café Bistró

Curso de Eneagramas Nivel 1

Centro de Estudios Sophia

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Centre de Formación de PalmaActiva

Diseño e impresión en 3D

Diseño e impresión en 3D

Centre de Formació PalmaActiva

Diseño Web avanzado

Diseño Web avanzado

Palma Activa

Auxiliar de servicios de limpieza

Auxiliar de servicios de limpieza

Centro de Formación de PalmaActiva

Prev
Next