Rutas y excursiones

Una excursión en sa Dragonera

4 votos

Andratx - Illes Balears - Mallorca

Su silueta habla por sí sola. Isla adragonada es tierra mítica, misteriosa y cargada de romanticismo. También de ecologismo, del cual es un símbolo. 

sa dragonera

Ruta: Llegaremos a Sa Dragonera en Barca, desde Sant Elm, una vez allí la recorreremos a pie.
Nivel de dificultad: Fácil
Recorrido:
7km
Desnivel máximo:
408m

Recomendaciones:
Consultar previamente el parte meteorológico. La excursión podría quedar suspendida si el llebeig o gregal así lo dictan en el peligroso es Freu, el charco que separa la más pequeña de nuestras islas mayores de tierra firme, cementerio de naufragios codiciado por expoliadores. Ante cualquier temor, Margarita tiene teléfono: 639 617545 ó 696 423933), como también dispone de información el Watertaxi (971 100866).

Puntos de interés:

1.Far de Llebeig, construido en 1580 servia como torre de vigilancia ante ataques piratas.
2.Puig des Far Vell.
3.Far de Tramuntana. Nos proporciona unas vistas excepcionales de Es Freu, la Trapa y la Punta Fabioler

Itinirario, paso a paso:

Llegaremos a Sa Dragonera en barca, desde Sant Elm, antiguo pueblo de pescadores unido por carretera con Andratx y Peguera, desde donde salen autobuses. Encontraremos Na Margarita, la veterana barca con la que haremos la travesía, en Es Carregador de Sant Elm. La excursión podría quedar suspendida si el llebeig o gregal así lo dictan en el peligroso es Freu, el charco que separa la más pequeña de nuestras islas mayores de tierra firme, cementerio de naufragios codiciado por expoliadores. Ante cualquier temor, Margarita tiene teléfono: 639 617545 ó 696 423933), como también dispone de información el Watertaxi (971 100866).

Sa Dragonera es un islote de 4 kilómetros de longitud por una anchura máxima de uno. Está separado unos 700 metros de la costa. Fue declarado Parc Natural el 26 de enero de 1995. Su patrimonio, natural y cultural, quedaba a salvo de los depredadores del cemento, para mayor gloria de los falcons marins, los amos de sus acantilados y otras especies de la isla que habitan sus cuevas, peñas y garrigues. Dos décadas antes, en 1974, una constructora había comprado Sa Dragonera a una particular, el empresario Joan Flexas ‘de s’Almudaina’.

El fin no era otro que construir un club náutico de 600 amarres, epicentro de lo que debía ser un gran complejo turístico. Al grito de ‘Salvem Sa Dragonera’ el pueblo reaccionó ante el desastre que hubiera supuesto seguir con aque- lla fiebre especuladora y un grupo de jóvenes, del colectivo Terra i Llibertad, la ocupó en 1977 para evitar su urbanización. Entre cientos de sargantanes endémicas desembarcamos en es Lladó. Sa Dragonera contiene importantes endemismos botánicos y zoológicos. Una singular especie es un pequeño crustáceo ciego (Typhlocirolana moraguessi) que vive en la Cova des Moro. Acampar, pescar y salir de los itinerarios señalizados está prohibido.

El muelle fue construido a principios del siglo XX. Tras la obligada visita al centro de información del Parc, que nos servirá para conocer los caminos que nos disponemos a recorrer, nos dirigiremos al faro de Llebeig y, posteriormente, subiremos a Na Pòpia, donde se encuentran los restos del Far Vell. Por detrás de las cases des Lladó, cogemos el Camí des Farers. Pasamos junto a una construcción para investigadores y visitantes y poco después cruzamos el Torrentó des Garrots. Durante el recorrido observaremos abrevaderos, albercas y aljibes, como el del Torrent de cala Cucó. También restos de carboneras y hornos de cal. En las cercanías de Cala Lladó existe un pozo de agua, el único en los cinco kilómetros que tiene la isla, una sima vertical que baja unos 30 metros y en cuyo interior se han encontrado restos fenicios y romanos, por lo que se deduce que desde hace unos tres mil años los humanos sacan agua de este lugar. El hallazgo de una necrópolis de tipo talayótico en 1958 hace pensar a los científicos que Sa Dragonera fue habitada en la prehistoria.

LA TORRE Y EL FARO DE LLEBEIG
Las vistas de Andratx se presentan seductoras en un camino que se nos va haciendo cada vez más bravo. A la altura de la Rota d’en Coc, una vez hemos dejado a la izquierda Cala en Bubú, el camino se suaviza. Cerca del faro dejamos la senda para conocer la zona de la Torre de Llebeig. Fue construida en 1580 para alertar a la población ante las frecuentes incursiones piratas.

Personajes temidos como Barbarroja y Dragut utilizaron Sa Dragonera como base de operaciones para atacar Mallorca. Mide 14 metros de alto, dispone de aljibe y contaba con una pieza de artillería utilizada en más de una ocasión. Girando el Cap de Llebeig, en la costa occidental, se encuentra Sa Cara de s’Indio, una roca muy recortada a media altura.

Esa parte del litoral de Sa Dragonera, aconsejable de visitar en barca, es grandiosa y oscura, con acantilados abismales. Volvemos sobre nuestros pasos hacia la senda para dirigirnos al Far de Llebeig, que se levanta sobre un promontorio de 113 metros. Se construyó en 1903, con piedra de Santanyí, marès y caliza. Tiene una altura de 15 metros y su luz alcanza una distancia de unas 36 millas. La única persona nacida en Sa Dragonera lo hizo aquí y tiene como protagonistas a uno de los fareros y a su mujer.

El matrimonio ocupaba la isla en 1918 y esperaba un hijo. El mal tiempo impidió que se pudieran trasladar a Mallorca para el parto. Miquel dirigió el alumbramiento siguiendo las instrucciones de un libro de su biblioteca. Las esposas de los otros fareros actuaron como comadronas. El contecimiento fue conocido en toda Mallorca y el propio obispo, Rigoberto Doménech, quiso apadrinar a la niña, que tomó el nombre de Rigoberta en su memoria.

NA PÒPIA O PUIG DES FAR VELL
Una vez visitado los alrededores del faro, desandamos el camino hasta poco antes de llegar a Es Lladó. Habremos tardado unas dos horas entre ir y volver. Un cartel nos indica el camino de subida que nos llevará al Far Vell por el Coll Roig. Ascendemos entre bancales, por un lugar conocido como Es Tancat. Veinte minutos después de salir de Es Lladó alcanzamos el Coll Roig.

Las vistas sobre Sa Dragonera imponen, como también lo hacen los acantilados del Far Vell. Algunos días se puede distinguir a lo lejos la isla de Eivissa. El Far de Sa Dragonera, a 351 metros de altura, se inauguró en 1852. Todavía quedan restos del antiguo faro, que fue sustituido por los dos automáticos situados uno en cada extremo de la isla. En su construcción participaron presidiarios vigilados por militares. La antigua torre de na Pòpia, del siglo XVI, tuvo que ser derruida. El antiguo faro se abandonó hace más de un siglo debido a que frecuentemente estaba cubierto de nubes y ello lo hacía inservible y peligroso para los navegantes.

EL FAR DE TRAMUNTANA
De nuevo nos dirigimos a Es Lladó. Llegamos en poco tiempo, en un rápido descenso. Nuestro último objetivo es el Far de Tramuntana, desde donde podremos disfrutar de una excepcional vista de Es Freu, la Trapa y la Punta Fabioler. El camino de herradura discurre por el Comellar de Sa Cova y pasa cerca de la Cova des Moro o de Sa Font, antes descrita como la única surgencia de agua potable de la isla. A la altura del Collet de Tramuntana podremos observar los peligrosos arrecifes de Es Calafats.

Sa Dragonera es una zona frecuentada por numerosas embarcaciones. El único puerto que existe es el muelle de Cala Lladó, aunque también se puede fondear en Cala Llebeig y, en condiciones óptimas, en Cala Cucó y Cala en Regau. El camino es ahora cómodo, llano, y después de unas curvas nos deja en el Far de Tramuntana, dotado de una torre de cerca de nueve metros. Este faro, al igual que el de Llebeig, fue proyectado por el ingeniero Miguel Massenet y se inauguró el 15 de noviembre de 1910. Se automatizó en el año 1960.

Volvemos a Es Lladó, donde ponemos fin a esta excursión por uno de los últimos espacios vírgenes de Mallorca.
 

Guía de excursionismo de Mallorca, por Gabriel Rodas.
Senderismo: Más de 50 excursiones en Mallorca

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

El 'glamping' es una buena opción para un verano diferente

Planes diferentes: ¡Este verano no hagas lo mismo de siempre!

Descubre cinco formas de pasar las vacaciones de una forma distinta e inolvidable a precios razonables

Llaüt en Peguera

5 playas de Mallorca con las que triunfarás en Instagram

Calas y arenales ideales para arrasar en la red de los amantes de la fotografía

El Santuario de Ise, en Japón

Cinco lugares prohibidos que nunca podrás visitar

Descubre varios de los rincones más enigmáticos del mundo que no admiten la entrada de turistas

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de