Rutas y excursiones

Vuelta al Puig de Garrafa

17 votos

Andratx - Illes Balears - Mallorca

El Puig de Garrafa es uno de los más bellos miradores de esta parte de la costa mallorquina. Ajeno al turismo que azota Andratx y sus alrededores, nuestro itinerario discurre por bellos parajes preservados. Una ruta agradable, circular, con algunos<

En el municipio de Andratx, aún se puede caminar por la montaña, y no sólo por la Trapa. A medida que nos acercamos a la costa, los grandes perfiles montañosos dejan paso a picos menos agrestes que se convierten en privilegiados miradores naturales sobre un litoral salpicado por la historia y perforado en algunos tramos por el turismo que casi todo lo extingue.

El itinerario lo comenzamos en Andratx, una de las poblaciones turísticas más cosmopolitas de la isla, con un puerto, situado solo a cinco kilómetros, muy concurrido en los meses de calor. Podemos dejar el vehículo en los alrededores de la gasolinera que encontraremos según entramos a Andratx viniendo de Palma, o aparcarlo junto al Institut, en la calle de Son Prim, donde concluiremos la excursión. Salimos de Andratx en dirección a Palma, por la izquierda de la carretera.

A unos doscientos metros, tras dejar atrás la gasolinera, cuando estemos situado en el número 63, habrá que desviarse por un camino que empieza asfaltado –queda a la izquierda– y enseguida se introduce en un campo de algarrobos y almendros.
Avanzamos en paralelo al desvío de la carretera que va a Sant Elm y el Port d’Andratx.
 

En unos diez minutos llegamos a unos depósitos de agua (39º 43’ 59,48’’N / 2º 43’ 0,34’’E)  que abastecen a los municipios de Calvià y Andratx. Conviene prestar atención en este punto, porque podríamos despistarnos. Nuestro camino rechaza otro que sale por la izquierda y que también sube al Puig de Garrafa por la coma de Sa Teia, salvando un acentuado desnivel.

Para tomar el camino que debemos, pasaremos de largo el primer depósito y tras un giro a la izquierda nos detendremos frente a un algarrobo. Sus ramas pueden ocultarlo, pero existe un camino que se orienta a la derecha. Se trata de un sendero que discurre entre pinos, estepa joana, xiprell (brezo) y mata. Pronto describe un giro a la izquierda y comienza un largo e incómodo ascenso con tramos de rocas desnudas.

MIRADOR NATURAL
Al salir del pinar nos acercamos a unas peñas y obtenemos una primera recompensa visual: una bella panorámica de Es Malgrat, islote declarado Área Natural; el también protegido Cap Andritxol y su torre de vigía, que se comunicaba con la de Na Pòpia, en Sa Dragonera; y el núcleo residencia de Es Camp de Mar. Desde este mirador natural muchos escaladores inician sus ejercicios, al tratarse de unas rocas apropiadas para la práctica de
este deporte.   

Desandamos diez metros y buscamos un paso entre las peñas (39º 33’ 30,41’’N / 2º 25’ 24,26’’E). No hay hitos, pero si nos situamos de espaldas a Es Camp de Mar, ya cerca de las rocas observaremos un cable de alambre; hacia él debemos dirigirnos. Los siguientes pasos los damos por ladera rocosa, donde sí hallaremos señales para el senderista en forma de piedras. La coma de Sa Teia queda a nuestra izquierda.

El terreno es escabroso, y aunque el camino sea indefinido, la ruta es fácil de seguir, siempre por la cresta de la montaña. Transcurridos unos cuarenta minutos desde que empezamos a subir en los depósitos de agua, coronamos los acntilados. Desde este punto, la montaña de Garrafa nos abre una de las páginas más importantes de la historia de Mallorca, la referida a los primeros días de la Conquesta, cuando el 7 de septiembre de 1229, después de una dura travesía desde Salou, Jaume I y su flota llegaba a esta parte de la costa con el propósito de expulsar a los musulmanes. Cuenta el Llibre dels fets (Libro de los hechos), que antes de desembarcar, las naves cristianas se reagruparon frente a Sant Elm, en los alrededores del islote de Es Pantaleu, donde un sarraceno, de nombre Alí, les dio información de gran valor de cara al ataque, que se produjo en aguas de Santa Ponça, en Sa Caleta.

EN BUSCA DE LA CIMA
Desde este segundo mirador natural nos adentramos en una zona de pinos y dejamos a la izquierda un camino que baja en dirección a Andratx. A campo a través nos acercamos a la cima del Puig de Garrafa (39º 33’ 53,37’’N / 2º 26’ 18,50’’E), la cual reconoceremos fácilmente por su torre de vigilancia contra incendios forestales.

El camino no presenta dificultad: primero descendemos ligeramente, por una hondonada con pinos y una barraca a la derecha –fuera de nuestro itinerario, a unos veinte metros–, para después, por el lugar más asequible, llegar al pie de la torre, donde a su vez se encuentra el vértice geodésico. En días muy calurosos, la sombra que proporciona la torre nos servirá para descansar.

Las vistas desde lo alto del Puig de Garrafa se extienden al Puig de la Trapa; el Puig de s’Esclop y su barraca de piedra, la del astrónomo François Aragó; la Mola de Planicia; el Penyal d’Honor; la bahía de Palma; Cabrera; y la costa comprendida entre el cabo Figuera y Sa Dragonera, símbolo del primer ecologismo. Incluso en los días de buena visibilidad puede contemplarse la isla de Eivissa.

Después de disfrutar de las vistas del Puig de Garrafa, nos disponemos a regresar a Andratx por el camí de s’Ermita. Siguiendo en la misma dirección que hemos subido a la cima, buscamos un sendero que unos diez metros más abajo se consolida y nos lleva sin pérdida hasta un collado. Frente a nosotros, a lo lejos, observamos la inconfundible silueta del Puig Galatzó.

En el collado, dejamos a la izquierda un caminito que baja por el barranc de Garrafa y se dirige al depósito de agua que conocimos al principio de la excursión. A medida que avanzamos se abren panorámicas sobre las tierras de Calvià, con Na Bauçana, montaña identificable por su forma ovalada, bajo las poblaciones de Galilea y Es Capdellà, dominando el horizonte.

El sendero avanza entre carrizo y palmito, y aunque en algunos momentos se nos muestra poco definido, los hitos hacen muy difícil la desorientación. Podemos vislumbrar Andratx a la izquierda, entre las ramas de los árboles. A unos veinte minutos de la cima del Puig de Garrafa, encontramos dos grandes hitos de piedra (39º 34’ 24,11’’N / 2º 26’ 23,82’’E). Nuestra ruta prosigue en el mismo sentido de la marcha que hemos llevado hasta ahora. A nuestra derecha, la vista alcanza hasta Magaluf y Palmanova, junto a la cantera de Son Bugadelles.

EL CAMÍ DE S’ERMITA
Después de pasar junto a la boca de un avenc y fraquear un portillo bajo una peña, llegamos a una zona de marjades, donde enlazaremos con un camino que poco a poco irá ensanchándose. A este lugar se le conoce como s’Ermita. Dejamos a la derecha una rústica construcción con un rotlle de sitja y al llegar a una bifurcación giramos a la izquierda para seguir bajando. La pista dibuja algunos zig zags y nos conduce frente a una caseta con horno y aljibe. Poco después obtenemos una nueva panorámica del pueblo de Andratx, ya muy próximo.

El camino se precipita. Salvamos una cadena para vehículos. La pista se encementa en uno de los tramos de mayor pendiente y más umbrío.

A los pocos minutos conectamos con el camí de Son Simó (vial 14 al 17), donde encontramos una barrera (39º 34’ 26,12’’N / 2º 25’ 50,99’’E)  con una chalé sin acabar de construir a la izquierda. Franqueamos la barrera por la derecha. Al pisar el camí de Son Simó, torcemos a la izquierda. Poco después enlazamos con el Camí de Son Xina. Giramos a la izquierda. Enseguida salimos al carrer de Son Prim, junto al Institut Andratx.

Seguimos caminando hacia la izquierda y llegamos a la Avinguda Bartomeu Esteva, Mestre Cuiner. Si giramos a la izquierda llegaremos en pocos segundos a la gasolinera donde iniciamos
 

Guía de excursionismo de Mallorca, por Gabriel Rodas.
Senderismo: Más de 50 excursiones en Mallorca

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

De Deià a Llucalcari, el paraíso de la Serra de Tramuntana

La ruta hasta la cala también llamada de es Canyeret es un descenso fácil que transcurre en un paisaje frondoso con vistas panorámicas

El pequeño faro de la playa de Bayahibe.

Cinco joyas ocultas de la República Dominicana

Descubre los escenarios más impresionantes de la isla más visitada del Caribe

Málaga es perfecta para viajar con niños

Los mejores destinos para viajar con niños en verano

Descubre los lugares que cuentan con una amplia oferta de ocio para los más pequeños de la casa

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de