Rutas y excursiones

Excursión a la Fita del Ram, Esporles

2 votos

Esporles - Illes Balears - Mallorca

La Fita del Ram es una montaña atravesada por múltiples caminos  de carro y herradura;  marcada por el legado de carboneros, caleros, ermitaños y excursionistas; y envuelta en rondallas y leyendas.


Nuestro itinerario es

Por Gabriel Rodas

Desde el extremo norte del paseo principal de Esporles (39ºN 40.045 / 002ºE 34.662), que coincide con la carretera que se dirige a Banyalbufar, empezamos a caminar por la calle Mossèn Alcover, situada a la izquierda según venimos de Palma, cerca de la iglesia parroquial. Al final de la citada calle debemos coger un camino que sale por la parte izquierda, en subida. Recorridos unos pocos metros, tras la primera curva a la derecha, el camino se pega a la pared de otro chalet, muestra escalones empedrados, deja un safareig a la izquierda y enseguida llega a la Font de Baix de Son Tries.

La Font de Baix de Son Tries debe su nombre al edificio que está situado un poco más arriba, las casas de Son Tries. La fuente, que ya se encuentra documentada en 1254, vierte sus aguas en una zona muy umbría, llena de zarzas, hiedra e higueras. De espaldas a la fuente, continuamos por un sendero cubierto por la vegetación y bajamos un camino empedrado que desemboca en la carretera del Verger. En el asfalto giramos a la derecha y empezamos a caminar por la carretera, en subida. Un poco más arriba dejamos a la derecha la entrada a las casas de Son Tries y pronto observamos al fondo y arriba las casas de Son Ferrà, nuestro próximo objetivo. Avanzamos por asfalto, con algarrobos y olivos a la izquierda, y jóvenes pinos a la derecha. Después de cruzar una torrentera y dibujar una curva a la derecha, encontraremos a mano izquierda el antiguo camino de herradura, que se encuentra empedrado y escalonado.

El camino pasa junto a algunas casas y enlaza finalmente con la carretera del Verger, en el Coll de Son Ferrà (39ºN 39.393 / 002ºE 34.414). En el Coll de Son Ferrà encontramos un portillo con una pequeña barrera de metal. Está al otro lado de la carretera, a la sombra de un algarrobo. Franqueamos el portillo, no sin dificultad, por su estrecha puerta y por el desprendimiento que ha sufrido una pared, y pronto nos situamos en las casas de Son Ferrà, que quedan a la izquierda del camino que nos llevará hasta la ermita de Maristel·la. Tras las casas de Son Ferrà cruzamos
una barrera metálica y después de una curva en ascenso pasamos por un portillo, con una barrera de madera ya fuera de servicio. Un poco más adelante, aparece a la derecha de nuestro camino de carro un tramo de camino más antiguo, de herradura. Da igual por donde vayamos, porque camino y sendero confluyen en una barrera metálica, a partir de la cual el camino se empina para salvar un importante desnivel. El cemento hace acto de presencia en el tramo conocido con el nombre del Grauet, quizá el más duro de la excursión. Transcurridos unos minutos, encontramos a la derecha y en una curva del camino el desvío hacia el Cor de Jesús (39ºN 39.677 / 002ºE 34.412).

El sendero atraviesa una zona con rotlles de sitja y un pequeño safareig de agua y deja a la izquierda, entre peñas, un camino que desciende. Dejamos una barraca a la izquierda y muy pronto subimos las escaleras que nos conducen al Cor de Jesús, un monumento religioso en forma de estatua que fue inaugurado en 1940 y que tiene una inscripción en la que puede leerse: “Sagrado Corazón de Jesús, el pueblo de Esporlas confía en vos”. Desde este lugar se obtienen unas excelentes vistas de la villa de Esporles.

Regresamos al camino principal que habíamos dejado para visitar el Cor de Jesús. Después del primer serpenteo, podemos coger un atajo que encontramos a la izquierda. Si seguimos por la pista, el camino pasa muy cerca del avenc de la Pedra, que queda a nuestra derecha. Un poco más arriba, llegamos a la ermita de Maristel·la.  La ermita de Maristel·la, conocida inicialmente como ermita del Carmel, se construyó en 1890, cuando la congregación de los frailes Terciaris Carmelites aceptó la donación que hizo la señora de Son Ferrà, Margalida Rosselló i Ferrà. Mientras se levantaba el edificio, se instalaron en la llamada Ermita Vella. La comunidad eremítica duró poco tiempo, hasta 1926, cuando fue abandonada después de la muerte de dos ermitaños en extrañas circunstancias. El último domingo de agosto, los esporlerins suben en romería popular. En su interior hay una capilla con una imagen de la Mare de Déu del Carme.

Después de conocer la ermita, atravesamos la explanada que hay entre el edificio y el encinar, al que entramos por un portillo. Tenemos una pared a la izquierda y unos metros más arriba encontramos un rotlle de sitja a la derecha. Unos metros después aparece una pared a la derecha y otra transversal, que franqueamos por un portillo.

Dejamos de lado un camino que va hacia la izquierda y justo después de un portillo sobre una pared transversal entramos en el llano conocido con el nombre de la Ermita Vella. Esta explanada, antiguamente destinada a usos agrícolas, está rodeada de encinas y peñas, y en él se levanta una rústica casa en proceso de restauración que en su día sirvió de refugio a los trabajadores y frailes que seguían las obras de la ermita de Maristel·la.  

Penetramos de nuevo en el bosque y dejamos a la izquierda una hondonada natural. Un poco después, franqueamos una pared por un portillo desmoronado y más adelante encontramos a la izquierda un forn de calç. Pasados unos minutos, llegamos a la bassa de Son Vic, un hermoso aljub con dos depósitos, para consumo humano y animales, parte ésta última situada en el lado contrario a nuestra llegada. Después de la bassa de Son Vic continuamos hacia la izquierda, en subida, porque el camino que continúa recto conduce a Son Noguera de Superna. A unos diez minutos del aljub cruzamos una pared, la que separa los términos municipales de Esporles y Puigpunyent, y giramos hacia la izquierda, noventa grados, por una vereda muy poco definida. Durante la subida no nos separaremos mucho de la pared transversal, que tenemos a la izquierda. Salvamos unas peñas por un estrecho paso y un poco más arriba pasamos junto a un rotlle de sitja, a la derecha.

El camino, señalizado con fites y puntos verde, llega muy pronto a una barraca con dos rotlles y sigue recto, con ligera tendencia hacia la izquierda. Tras un serpenteo, nuestra ruta nos brinda desde un mirador natural bellas vistas sobre la ermita de Maristel ·la y, a la izquierda, el macizo de la mola de Planícia. De espaldas al mirador, seguimos subiendo hacia la derecha, hacia una pared. La cruzamos y continuamos hacia la izquierda, en ligera subida. Después de un rancho de carbonero, con círculos, barracas y un horno de pan derruido, encontramos otra pared, más alta. No la cruzamos, sino que la seguimos, manteniéndola a nuestra izquierda. Dicha pared nos llevará hasta el roquedal que constituye la cima de la Fita del Ram, a la que subiremos por una estrecha grieta abierta en las peñas. Un vértice geodésico marca la cumbre, a 833 metros de altitud. La vista panorámica es amplia, pero cegada en parte por la espesa vegetación.

Hacia poniente, observamos el Puig de Galatzó y la mola de Planícia; hacia el nordeste, la mola de Son Cabaspre y la de Son Pacs; y hacia el sur, Palma y la costa de Calvià. Bajando la grieta que da acceso a la Fita del Ram y caminando un centenar de metros hacia la izquierda, siempre pegados al escalón natural de rocas, se encuentra la cova dels Ermassets, una cavidad catalogada entre 30 y 300 m. de recorrido con un abismo de entre 50 y 100 m. de profundidad. Cuenta la leyenda que la cueva estuvo habitada por locos seres que se llevaban a su interior a solitarios trabajadores de la montaña.

Desde la Fita del Ram, volvemos a la ermita de Maristel·la por el mismo camino que empleamos para subir. Por la parte izquierda de la ermita, al lado de una porxada moderna, arranca el camino que en descenso nos conducirá hasta nuestro próximo objetivo: el penyal des Castellet. El camino inicialmente se dirige hacia la izquierda y después gira a la derecha. La bajada se irá acentuando y pasaremos junto a dos rotlles de sitja que dejaremos a la derecha. Un poco más abajo, hay que estar muy atentos, pues nos situamos ante una bifurcación importante pero poco definida. El camino ancho sigue hacia la izquierda y lleva hasta la carretera Esporles-Puigpunyent.

Nuestra ruta se desvía en este punto (39ºN 39.706 / 002ºE 33.642), marcado con fites, por un sendero que se lanza encinar abajo. La vereda, posteriormente, tuerce hacia la derecha y acaba en un camino de carro, junto a un rotlle. Unos minutos después, el camino pasa junto a visibles restos de barracas y carboneras, a derecha e izquierda. A la izquierda, fuera del camino ancho, se alza la cima des Castellet, a la que subimos por escalones de piedra y, en el último tramo, trepando por las rocas. La vista sobre Esporles es formidable. También sobre Sa Granja. Dejamos atrás el penyal des Castellet y continuamos el descenso por nuestro camino, que atraviesa un viejo portillo y en sic zag nos lleva en dirección a Esporles.

Al llegar a una zona de marges con abundancia de carrizo, encontraremos a la derecha una pared seca. Tenemos que bajar por un sendero que va paralelo a la pared y que nos dejará en el Camí des Correu, cerca del lugar conocido como el Pla de Can Dardal. A llegar al Camí des Correu, que forma parte de la Ruta de Pedra en Sec (GR 221), giramos a la derecha. La Costa de Sant Pere nos conduce junto a la iglesia parroquial de Esporles.

Ruta:
Esporles; Font de Baix de Son Tries;  Son Ferrà; El Cor de Jesús;  Ermita de Maristel·la; Ermita Vella;  La Fita del Ram;  Cova dels Ermassets;  Ermita de Maristel·la;  Penyal des Castellet; Esporles.

Nivel de dificultad:
Medio

Duración:
4 horas 30 minutos

Recomendaciones:
El último domingo de agosto  el pueblo de Esporles sube en romería hasta la ermita de Maristel·la.

Guía de excursionismo de Mallorca: consulta todas las rutas
 

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

Mercadillos navideños en las principales ciudades europeas

Cinco planes de ensueño para viajar con niños en Navidad

Descubre los destinos perfectos para viajar con los más pequeños de la casa las próximas semanas

Cinco paraísos para escapar del frío

Cinco destinos para huir del frío en diciembre

Descubre los mejores lugares para pasar unas vacaciones al sol y al calor en pleno invierno

La torre de Pisa, una de las más populares.

Cinco torres a las que debes subir una vez en la vida

Estos monumentos son visitas obligadas si quieres disfrutar de las mejores panorámicas de la ciudad

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Rossana Nun

Rossana Nun

Brooklyn Club

Calavera Club

Calavera Club

El Barbero

Embarazo Yoga Nidrā

Embarazo Yoga Nidrā

Espaioga Palma

¿Qué es la Meditación?

¿Qué es la Meditación?

Yerbabuena Mallorca

Saxophobia

Saxophobia

La Zona Pto. Alcúdia

Viernes de mucho jazz

Viernes de mucho jazz

Lupe Café Bistró

Curso de Eneagramas Nivel 1

Centro de Estudios Sophia

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Centre de Formación de PalmaActiva

Diseño e impresión en 3D

Diseño e impresión en 3D

Centre de Formació PalmaActiva

Diseño Web avanzado

Diseño Web avanzado

Palma Activa

Auxiliar de servicios de limpieza

Auxiliar de servicios de limpieza

Centro de Formación de PalmaActiva

Prev
Next