Rutas y excursiones

La ruta de los miradores

7 votos

Valldemossa - Illes Balears - Mallorca

Una excursión larga, aunque muy atractiva, que transcurre por los terrenos de Miramar, tras las huellas de Ramon Llull y el Arxiduc Lluís Salvador, quien mandó construir una red de caminos y miradores que visitaremos. Nuestra ruta discurre por los C

Ruta:
Carretera del Port de Valldemossa (altura del kilómetro 4), Camí de ses Vinyes, s’Estaca, Es Caló, Camí des Guix, Camí de sa Torre, Carretera de Valldemossa a Deià (del hotel El Encinar hasta el kilómetro 69,3), Camí de sa barrera de Sa Marina, carretera del Port de Valldemossa
Nivel de dificultad:
Difícil
Duración:
entre 4 y 5 horas
Recomendaciones:
Seguir con atención las indicaciones en los alrededores de Miramar. Entrar en Miramar requiere paso previo por su museo. Ruta desaconsejada
para personas con vértigo.

Nuestra excursión se inicia unos pocos metros antes del punto kilométrico 4, en la carretera del Port de Valldemossa. A la derecha de la misma se encuentra el portillo en el que nace una ancha y cómoda pista, el Camí de Ses Vinyes, que nos llevará hasta s’Estaca y Es Caló, dos lugares con encanto. A unos 700 metros del inicio del camino carretero, una barrera indica los terrenos de Sa Font Figuera, antigua possessió que perteneció al Arxiduc y que hoy es una mansión residencial. Los pinos, los olivos y los algarrobos nos dan la bienvenida. También el encinar, que forra la ladera de la derecha. Tras un nuevo portillo con pasador, entramos en territorio de s’Estaca. Poco después nos desviamos a la derecha, por un trazado nuevo, puesto que el antiguo camino pasaba por delante de la finca. S’Estaca, que destaca por el color blanco sobre el verde de las viñas y el azul del mar, fue adquirida por el Arxiduc entre 1873 y 1876. Está construida al estilo siciliano, con una crestería que remata el perfil de la azotea. La plaga de los años 1916-17 asoló las viñas de estos terrenos, que en tiempos del Arxiduc brindaron buenos moscateles y malvasías. Sin embargo, las plantaciones de S’Estaca, hoy propiedad del actor y productor norteamericano Michael Douglas, se han recuperado. La finca está protegida desde el año 2000 dentro de un Plan especial diseñado por el Consell y está reconocida como Lugar histórico y Bien de Interés cultural.

Dejamos S’Estaca y avanzamos hasta llegar a una bifurcación. El camino de la derecha, sin asfalto, es el que tomaremos para ir hasta la playa des Guix y luego subir, por el Camí des Guix, hasta Miramar. Pero antes visitaremos Es Caló de s’Estaca, una aldea marinera que nos cautivará. En su búsqueda, bajamos por el camino de la izquierda, que en pocos minutos desemboca en nuestro destino. Las casas de Es Caló refugiaron durante años a pescadores. Hoy se han convertido en moradas de temporada veraniega. Por el mismo itinerario regresamos al cruce del Camí de ses Vinyes. Tomamos ahora el camino que sale a la derecha y que desciende todo recto, en dirección a la Rota d’en Mosson, unos terrenos de cultivo con grandes marges o muros de piedra. Pasamos un botador de madera y a partir de aquí la vegetación se come el camino, o lo que queda de él. Los mojones nos servirán para guiarnos entre los numerosos pinos caídos. Ya muy cerca del mar, en una pronunciada curva que describe el camino, encontramos un rotlle de sitja, lugar al que luego volveremos para iniciar la sudorosa subida hasta Miramar. El que antes fue uno de los rincones preferidos del Arxiduc para bañarse, la playa des Guix, hoy es impracticable debido a los desprendimientos. Tal fue su interés por este rincón que mandaba instalar cada verano, sobre un peñasco al borde del camino, su caseta de baños, hecha de madera. Fueron muchos los días, entre 1886 y 1911, en los que bajó, con un carro, desde son Marroig por el camí de sa Foradada, siguiendo por el camí de la Mar (hoy desaparecido por los temporales, aunque se pueden observar restos de muros de contención) hasta el Guix. Si quisiéramos conocer el camí de la Mar habría que ir saltando de piedra en piedra. Hacerlo puede ser peligroso con fuerte oleaje. En cualquier caso, siempre resulta cansino.

Volvemos al rotlle de sitja, no sin antes conocer el Berenador des Pedrís des Penyals, construido por el Arxiduc entre 1891 y 1909. Sus visitantes, como indica una pintada en las rocas, suelen dejar desechos. Desde el rotlle subimos no sin dificultad y sin ninguna indicación por entre las piedras, por lo que un día fue el Camí des Guix, uno de los primeros hechos por los camineros del Arxiduc. Su último tramo, por el que iniciamos la ascensión, ha desaparecido prácticamente por los desprendimientos. Mucha vegetación y pocos mojones, aunque caminando con esmero uno puede orientarse. Un buen lugar para recuperar el aliento, algo que habrá que hacer algunas veces más, son los restos del Mirador des Pi Sec, uno de los pocos que han desaparecido totalmente. Lo encontraremos tras una marcada curva a la izquierda, con la capilla del beato Ramon Llull frente a nosotros y sa Foradada, ya lejana, a nuestras espaldas. El camino sigue subiendo. Los mojones y los muros del maltrecho camino nos ayudarán a orientarnos hasta llegar a otro mirador, el Mirador des Miradors, bien conservado. La subida sigue tras superar un coll de tords, por el hueco que hay entre él y la roca. El camino gira a la derecha y tras una subida en zig zag nos deja en un portillo. Veinte metros más adelante, en línea recta, se encuentra el Mirador de sa Ferradura, situado justo encima de las coves de Llevant, al inicio del camí des Guix. Ofrece una magnífica vista de sa Foradada. De espaldas a este mirador seguimos caminando hacia la derecha, en dirección a los acantilados, entre olivos. Subimos un pequeño muro y nos pegamos a la valla, que queda a nuestra izquierda, hasta encontrar la pared lateral del Mirador des Guix o des Llac. Entrar en el Monasterio de Miramar requiere paso previo por su museo. La entrada cuesta 3 euros (teléfono 971 616073) y realizan visitas guiadas. En este lugar Jaume II fundó, en 1276, a petición de Ramon Llull, una escuela de árabe y otros idiomas orientales para los misioneros que intentaban convertir a los musulmanes del norte de África al cristianismo. Siglos después fue la propiedad preferida del Arxiduc.

Desde el mirador des Guix o des Llac, nos situamos de espaldas al mar, subimos el escalón y giramos a la derecha, en busca de una valla que nos dejará en un portillo. Bajamos por el camí de ses Coves de Ponent o de Miramar. En este punto encontramos un bajo relieve representando a Ramon Llull. Se colocó en 1877 y hoy presenta un delicado estado de conservación. Unos cuantos peldaños más y arribamos al torrente de la font Coberta. Este es un punto crucial en nuestra excursión. Pero antes de describir hacia dónde debemos ir para llegar a la capilla de Ramon Llull, detengámonos en los Pontets de sa Font Coberta. Se encuentran unos metros más arriba, a lo largo de toda una zona de marjades y constituyen un bello espectáculo cuando baja agua por el torrentó. Al caminar por sus escaleras conviene hacerlo con cuidado, ya que están escondidas por las plantas. Situados de nuevo en el cauce del torrente, justo por donde habíamos llegado, lo atravesamos y nos adentramos en el encinar, siguiendo el Camí de sa Torre. Subimos ligeramente hacia la izquierda. Dejamos a la derecha un camino que baja y poco más adelante otro que sube por nuestra izquierda, describiendo un ángulo de unos 320 grados. El nuestro continúa recto y tras una breve subida, a la derecha, sale el sendero que conduce hasta la Capella del Beat Ramon, la construcción más emblemática del Arxiduc y la que ocupa más espacio en sus descripciones de Miramar. Se levanta sobre un imponente peñasco. Fue inaugurada en 1880 y un rayo la semidestruyó en 1975. Desde entonces su ruina es progresiva. No está precintada y sufre peligro de derrumbe. La estatua del beato, la obra más importante de su interior, se conserva en Son Moragues. El de la Capella es sólo un ejemplo de la necesidad de intervenir con urgencia si se quiere evitar la desaparición de un paisaje único, el que legó el Arxiduc. Seguimos por el Camí de sa Torre, que recorre un paso delicado por un despeñadero alargado, justo por debajo del Mirador de s’Hostatgeria que luego visitaremos. Un cable sujeto a la roca nos ayuda a no despeñarnos. En caso de vértigo, mejor no seguir. Un corto ascenso y de nuevo una bifurcación. Giramos a la derecha, hacia el Mirador des Pi, también conocido como Mirador des Niu des Corb, que domina las pendientes inquietantes de Son Galcerán. De espaldas al mirador, continuamos por la derecha y un acceso escalonado nos deja junto al aparcamiento de vehículos de un edificio moderno, el hotel El Encinar, edificado en el lugar donde el Arxiduc hizo S’Hostatgeria de Miramar, popularmente conocida como Ca madò Pilla. En el interior del hotel está el Mirador de s’Hostatgeria y a pocos metros del hotel, al otro lado de la carretera, nace el Camí de sa Muntanya que nos llevaría hasta el elegante mirador des Tudons.


Caminamos ahora por la carretera, en dirección a Valldemossa, hasta el punto kilométrico 69,v3. A la derecha nace un camino. Evitamos la barrera de la derecha y bajamos 30 metros, hasta la puerta de acceso a la finca Ca Ses Animes. A la derecha de ésta se halla el Camí de sa Barrera de sa Marina que nos llevará hasta el Mirador de s’Erassa. Un poco más abajo rechazamos el camino que sale a la derecha. Seguimos recto. En la siguiente bifurcación, giro a la izquierda. Atravesamos un portillo con barrera de hierro, conocido como Sa Barrera de Sa Marina. En el descenso nos acompañará una pared, a nuestra izquierda. En ella se abre, un poco más abajo, un portillo que baja a Sa Font Figuera. Nosotros seguimos por el Camí de sa Barrera de sa Marina, hasta el Mirador de s’Erassa. Visitado éste, volvemos sobre nuestros pasos y seguimos descendiendo por el mismo camino, hasta llegar al Camí de ses Vinyes, a la altura de s’Estaca. En poco más de veinte minutos llegamos a la carretera del Port de Valldemossa, donde iniciamos la excursión.

Guía de excursionismo de Mallorca, por Gabriel Rodas.
Senderismo: Más de 50 excursiones en Mallorca

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

Uno de los cines más espectaculares de Londres<br />

Las seis salas de cine más asombrosas del mundo

Descubre los lugares más espectaculares donde disfrutar de una buena película en tu próximo viaje

Los mejores planes para una escapada este otoño

Cinco destinos perfectos para los puentes de este otoño

Desde Europa hasta lugares más exóticos, descubre los mejores planes para pasar las festividades

Roma es perfecta para recorrerla andando

Fin de semana en Roma: ¿Qué ver y qué hacer?

Hay una serie de monumentos que no te puedes perder en tu escapada a la ciudad de las 7 colinas

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Álvaro Carrero

Álvaro Carrero

Templo del Humor

Introducció SEO: Com posicionar la teva empresa

Introducció SEO: Com posicionar la teva empresa

Centre de Formació de PalmaActiva

Introducción al Social Media

Introducción al Social Media

Centro de Formación de PalmaActiva

Coaching para personas emprendedoras

Coaching para personas emprendedoras

Centre de Formación de PalmaActiva

TALLER: INTELIGENCIA EMOCIONAL

TALLER: INTELIGENCIA EMOCIONAL

fundación sophia

Projecte, viabilitat i posada en marxa del negoci

Projecte, viabilitat i posada en marxa del negoci

Centre de Formació PalmaActiva

Creación y gestión web con WORDPRESS

Creación y gestión web con WORDPRESS

Centro de Formación de PalmaActiva

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Elabora tu primer videojuego con UNITY 3D: II Parte

Centre de Formación de PalmaActiva

Diseño e impresión en 3D

Diseño e impresión en 3D

Centre de Formació PalmaActiva

Prev
Next