Noticias | Agenda

Masao Yamamoto: "Una fotografía puede cambiar la vida de las personas"

La Fundació Toni Catany presenta en Llucmajor más de 50 obras del fotógrafo japonés, instantáneas emparentadas con las del Premio Nacional
21-04-2016 22:53
0 votos
Masao Yamamoto observa una de las fotografías de la exposición. manu mielniezuk

Masao Yamamoto observa una de las fotografías de la exposición. manu mielniezuk

Hay en la obra de Yasao Yamamoto una clara influencia de la miniatura oriental y del paisajismo contemplativo zen o budista. Sus pequeñas fotografías, inspiradas en la naturaleza y el cuerpo, se elevan gracias a la luz o al punto de vista en bellas metáforas de estados ánimos desde los que observar el mundo. De ahí la enorme relación que guardan con la poesía o el haiku. Como éste de Masaoka Shiki: "Crepúsculo matinal / El hocico de la rana / exhala la luna". La muestra que hoy se inaugura en el Claustre de Sant Bonaventura de Llucmajor se enmarca en el ciclo expositivo Los fotógrafos de la colección de Toni Catany. El núcleo de la misma son cinco fotografías que el Premio Nacional adquirió en la galería Vàlid de Barcelona, donde descubrió en el artista japonés a un hermano casi gemelo. Sorprende uno de los bodegones de Masao que compró Catany, pues bien podría ser uno de sus altares profanos, donde el paso del tiempo queda contenido en los objetos de su cotidianidad más inmediata. O el desnudo de una mujer que emerge en la oscuridad, envuelto en misterio y sutilidad.

El resto de obras del japonés –unas 50– han sido seleccionadas por el propio artista a partir de los nexos que le unen al mallorquín. Entre esas cuestiones, está el revelado de las imágenes en gelatina y bromuro de plata. Así como el envejecimiento de las mismas, algo que queda patente en la serie A Box of Ku: "Llevo las fotos cuando voy a pasear, las manoseo y froto, para obtener así la expresión deseada. A esta acción la llamo proceso de olvido o de producción de la memoria. Y lo hago porque en las viejas fotografías los recuerdos son completamente manipulados", explica el fotógrafo.

La ambigüedad que consigue con el manejo de la luz o el enfoque, creando auténticos efectos ópticos, es otra de las características de Masao. Éste busca que el espectador vaya al encuentro de sus instantáneas, obligándole a acercarse y a agudizar la vista, como si se aproximara al hueco de una cerradura donde se esconden nuevos significados. Lo suave, lo sutil y el misterio marcan cada fotografía, de una belleza atemporal.

Relata Yamamoto que se convirtió a la fotografía cuando era estudiante de pintura. Descubrió las fotos de Catany gracias al catálogo de una exposición que realizó en Japón. El pictorialismo del mallorquín le atrapó y coincidió en el tiempo con un joven Masao buscando su propio lenguaje. Fue ahí donde vio un filón.

Cada foto del japonés celebra la vida, siempre en blanco y negro, en pequeños objetos, vulgares, cotidianos. Sus imágenes están delicadamente bañadas en té o café, desgastadas. Son conscientemente antimodernas. Y atemporales. Cada pequeño retrato de Yamamoto es una toma de conciencia de la fugacidad de la existencia y por eso una pequeña celebración de la vida. "Creo que una foto puede cambiar la vida de las personas y a mí me gustaría que mis fotos consiguieran eso", sostiene. Además, de una sensación de calma y tranquilidad.

La exposición, que estará abierta hasta el 23 de julio, es un proyecto de la Fundació Toni Catany que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de Llucmajor. Un grupo de poetas de la isla escribirá un poema breve o haiku en torno a una fotografía de Masao, y lo leerán en un acto que se celebrará el próximo 21 de mayo a las 20.30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Encuentra los eventos de

Hotel destacado de la semana

Restaurantes en Mallorca

Hotel Amic Horizonte

Este hotel, con una ubicación cercana al centro de Palma, cuenta con unas vistas privilegiadas de la Bahía y unas buenas instalaciones que asegurar una magnífica estancia en cualquiera de sus 199 habitaciones.
Todos los hoteles de Mallorca