Noticias | Cine

Clara Lago: "El abuso de poder me hace hervir la sangre"

06-10-2016 17:18
0 votos

La actriz Clara Lago es la invitada estrella de la XIII edición del Festival Internacional de Cine del Sahara (FiSahara), que se ha presentado hoy en Madrid, una iniciativa de la que la actriz espera "aprender" y aportar su grano de arena en defensa de la causa saharaui.

"El abuso de poder y las injusticias me hacen hervir la sangre y lo que ha sucedido con ellos es una gran injusticia, están limitados en una especie de cárcel", ha dicho la actriz a Efe sobre la situación de los refugiados saharauis.

Con el lema "Pueblos ocupados, memoria y resistencia", el festival se celebrará del 11 al 16 de septiembre en el campamento de refugiados de Dajla (Argelia), un periodo en el que artistas y activistas experimentan en su propia piel la precariedad en la que vive la población, además de compartir la experiencia del cine.

"No puedes decir que no a algo así por comodidad", afirma la protagonista de "Ocho apellidos vascos". "Ellos viven así permanentemente, aparte de que no viene mal recordarnos que se puede vivir con menos, y que en el mundo consumista en el que estamos metidos a veces se nos olvidan cosas básicas".

Lago compartirá el protagonismo artístico del certamen con la banda madrileña Vetusta Morla que repite visita 15 años después de su primera participación.

"Según nos cuentan la situación se ha degradado y la ayuda a la cooperación ha bajado mucho", ha señalado a Efe Juanma Latorre, guitarrista y compositor del grupo, que darán el "fin de fiesta" con un concierto.

Latorre insiste en que la saharaui no es una causa partidista. "Más allá de simpatías políticas, tiene que ver con el respeto a la legislación internacional y los derechos humanos, y otra cuestión que nos anima es que España, como antigua metrópoli, tiene una responsabilidad especial".

Además de las proyecciones de películas, en la programación de este año destaca la visita de expertos en derechos humanos y representantes de otros pueblos que sufren la ocupación en el mundo.

Entre ellos, el líder independentista de West Papua, Benny Wenda; la abogada de Julian Assange, Jennifer Robinson; el director del festival de cine Duhok que se celebra en el Kurdistán iraquí, Shamal Sabri; o la cineasta palestina Riham Ghalazi.

También asistirá Mohamed Dadach, expreso político saharaui que estuvo 15 años en la cárcel y que es conocido como el Mandela saharaui, y se rendirá homenaje al recientemente fallecido Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario.

María Carrión, directora ejecutiva del festival, explica que con el lema elegido este año se busca "acercar al pueblo saharaui a otros pueblos ocupados para compartir experiencias y métodos de lucha, y al mismo tiempo hacer visibles otras ocupaciones alrededor del mundo".

Carrión ha avanzado que también presentarán un proyecto nuevo, Watching Western Sahara, plataforma online con vídeos grabados clandestinamente en el Sáhara Occidental que muestran violaciones de derechos humanos contra la población saharaui y que han sido verificados.

FiSahara es un proyecto cultural solidario que se celebró por primera vez en 2003 con el fin de ofrecer entretenimiento y formación a la población refugiada, a la vez que dar visibilidad a un conflicto que ya dura cuatro décadas.

Por el han desfilado artistas como Javier Bardem, Eduardo Galeano, Manu Chao, Maribel Verdú, Victoria Abril, Luis Tosar, Icíar Bollaín, Aitana Sánchez-Gijón o Juan Diego Botto, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

De cine

Deja tu comentario
Es muy poco probable, sin importar el éxito de las películas Marvel, que algún día se haga [..]
Deja tu comentario
El actor asume el papel del Payaso Príncipe del Crimen en su versión más oscura y retorcida [..]
Deja tu comentario
Pese a no estar a la altura de su mejor cine, la cinta nos remite a algunos de sus grandes [..]
Deja tu comentario
El estudio creador de 'Gru: Mi villano favorito' nos trae una innecesaria y poco sorprendente [..]