Noticias | Planes

Ruta por cinco atalayas de la Serra de Tramuntana

Te proponemos visitar algunas de estas antiguas construcciones defensivas en la costa de la Serra de Tramuntana
0 votos

La costa de Mallorca esconde un secreto: un complejo sistema de torres que durante varios siglos fueron un elemento imprescindible para la defensa de la isla de los múltiples ataques corsarios e invasiones. Desde ellas se organizó un sistema de señales de humo y fuego que pasaba de torre en torre hasta llegar a la Almudaina de Palma.

Joan Binimelis (Manacor, 1538/39 - Palma, 1616) historiador, astrónomo e ingeniero mallorquín, fue el impulsor de la edificación de estas atalayas en el siglo XVI e ideólogo del sistema de señales.

Las decenas de torres que todavía hoy siguen en pie se han convertido en espectaculares miradores al mar y punto de llegada de excursiones.

Te proponemos visitar cinco de ellas, todas situadas en la Serra de Tramuntana.

–Torre des Verger (Banyalbufar)
Esta torre es ideal para los que quieran disfrutar de estas construcciones sin tener que hacer largas caminatas. La torre des Verger, a veces llamada erróneamente Torre de les Ànimes, está situada en el kilómetro 88,6 de la carretera de Banyalbufar a Estellencs. Construida en el siglo XVI en un acantilado, es de fácil acceso y ofrece una espectacular panorámica de la costa de la Serra de Tramuntana.

–Torre de sa Pedrissa (Deià)
Construida en el siglo XVI, está situada en una de las fincas que pertenecieron al Arxiduc Lluís Salvador. Se puede llegar a ella por el camino del Ribassos, que conduce a Cala Deià. Seguiremos por este sendero hasta que encontraremos la atalaya, que se alza en la Punta Deià.

–Torre de la Mola de Tuent (Escorca)
Levantada cerca de Cala Tuent, es una de las torres restauradas a finales de la década de 1990. Empezaremos la ruta para visitarla en el aparcamiento de sa Calobra, desde donde nos dirigiremos al oratorio de Sant Llorenç. Desde su parte trasera sale un pequeño sendero y, tras saltar varios portillos, que nos conducirá a la atalaya, situada a 472 metros de altura. La parte final del camino de ascenso está semioculto por la maleza. Debemos fijarnos en en los hitos.

–Castell del Rei (Pollença)
Aunque también tenía la misma función que las atalayas, el Castell del Rei es mucho más. Se trata de uno de los tres castells roquers de Mallorca y está declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Una de las rutas de acceso es por la possessió de Ternelles, pero para realizarla hay que solicitar permiso a la propiedad.

–Talaia d'Albercutx (Pollença)
El punto de partida parva visitar esta atalaya está en la carretera de circunvalación que va del Port de Pollença a Formentor, en la tercera rotonda según venimos de Pollença. Buscamos el camino de Cala Bóquer, que nos llevará hasta las casas de Bóquer. Desde allí seguiremos nuestra ruta hasta encontrar la atalaya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Actualidad

Machu Picchu, una visita obligada en Perú.

Los 5 mejores destinos para viajar solo

Descubrir lugares en solitario te permitirá abrirte más a los desconocidos y a lo nuevo

Ciudad vieja de Jerusalén, un reclamo turístico.

Los 8 mejores cascos antiguos del mundo

Conoce algunos de los centros históricos más famosos que traspasan años, fronteras e idiomas

Las mejores piscinas termales gratuitas de España.

Las mejores piscinas termales gratuitas de España

Descubre los rincones más espectaculares para darse un baño en plena naturaleza

Planes

Al Aire Libre

Encuentra los eventos de